Literatura tunecina escrita por mujeres que puedes leer en español

El mes de agosto, en el mundo anglosajón, se dedica a llamar la atención sobre obras escritas por mujeres de habla no inglesa que se traducen al inglés. Así, en este mes de Las mujeres traducidas (si encuentro una alternativa mejor para traducir Women In Translation, lo cambiaré), suele traer una buena cantidad de sugerencias e historias que muchas lectoras nos estamos perdiendo. Por eso es interesante estar al tanto.

La cuestión es que, coincidiendo con este #WITmonth, ando enfrascada en la búsqueda de literatura tunecina al alcance en el idioma de Cervantes y se me ha ocurrido que era interesante extraer del listado completo las obras de las mujeres para destacar su trabajo. Además, quizá, te apetezca acercarte a la literatura de este país desde esta perspectiva de género. A continuación, te dejo el resultado de mis pesquisas:

En primer lugar, sugiero esta antología de cuentos tunecinos contados por mujeres: Voces de mujer desde Túnez, en la colección Hablan las mujeres de la Edi. Talasa. Es un librito que encontré por pura casualidad mientras rebuscaba en el listado de obras de segunda mano que tiene la Librería Alcana online. En esta pequeña antología de relatos breves se reúnen obras de cuatro escritoras tunecinas muy destacadas por su lucha feminista, la reivindicación de una forma nueva de entender las relaciones entre hombres y mujeres, así como su reclamo por la falta de libertad de expresión o la injusticia social. Estas cuatro autoras son: Hayat Ben al-Shayj, Naima al-Sid, Nafila Dhahad y Arusiyya Al-Naluti. Este pequeño libro tiene, además, un prólogo que es mejor no saltarse, no porque no se posible leer las historias sin las explicaciones que aparecen en él, sino porque esboza las características de la literatura escrita por mujeres en Túnez y te ayuda a hacerte una idea de cuál es el panorama.

La segunda posibilidad es En busca del pájaro esmeralda y otros cuentos tunecinos de Lela Ula. Se trata de un recopilación de cuentos populares tunecinos realizada por Mohamed Abdelkefi y publicado por Mitáforas Editorial. La ventaja de esta obra es que la puedes leer online porque es de acceso público. En la introducción, Abdelkifi nos expone las características de la narrativa oral tunecina y nos explica quién, cómo y cuándo se contaba estos cuentos. Me gusta especialmente la narración de la biografía de Lela Ula, tanto la parte centrada en su vida como la de su faceta en tanto que contadora de cuentos a la que el autor de esta recopilación califica como “libro ambulante”. Si te interesa la cultura popular y la tradición oral, en general, o la tunecina en particular, échale un ojo a esta recopilación porque es muy entrañable.

Por último y en tercer lugar, en el número 1 de la revista Banipal,se puede leer el relato breve La calle de los Crisantemos de Rachida el-Charni, autora tunecina nacida en la capital en 1957. Ha publicado dos colecciones de cuentos y, en 2011, publicó su primera novela. Este relato breve que puedes leer en línea habla de una mujer a la que roban en plena calle, de cómo ella intenta defenderse y de las reacciones que tienen los testigos ante esta situación. 

Sigo buscando, no pierdo la esperanza de que este listado aumente en algún momento. ¡Gracias por prestarme un poquito de tu tiempo! Hasta la próxima entrega.

En proceso de traducción o para traducir: 7 escritoras árabes que escriben sobre la cárcel

Gracias al artículo de hoy en Arablit, he descubierto que existe el género literario carcelario. Creo que la novela más cercana a este género que he leído es Elogio del Odio de Khaled Khalifa; pero, aunque la protagonista de la historia es una mujer, el autor es un hombre.

Traducción

En el género literario carcelario árabe – Desde Egipto, Siria, Iraq y Marruecos- las voces más conocidas y representativas son masculinas.

Cuando seguimos la pista de la literatura escrita desde la cárcel, el crítico Sabry Hafez apunta a la novela carcelaria colonial, destaca en especial a Ihsan Abdul Qudus y su famosa novela Hay un hombre en nuestra casa (1957). Sin embargo, las obras que versan sobre esta temática comenzaron a florecer en los años setenta del siglo XX, con narraciones muy destacables entre las que se encuentran Al este del Mediterráneo de Abd Al-Rahmán Munif (Ediciones del Oriente y el Mediterráneo) o Los árboles y el asesinato de Marzouq del mismo autor; Ese Olor de Sonalláh Ibrahim y La prisión de Nabil Suleimán.

La literatura de prisión surge en distintos países y épocas. Por ejemplo, en Marruecos, apareció tras la liberación de los presos de Tazmamart. En el caso de Siria y Egipto, han aparecido gran cantidad de novelas carcelarias en lo que llevamos de siglo. Una de las más impactantes es El caparazón de Mustafa Khalifa.

En cuanto a la voz de las mujeres que habla sobre la vida en las prisiones y el confinamiento, a excepción de Memorias de la cárcel de mujeres de Nawal As-Saadawi, es menos conocida

Las lágrimas de Hamida de Nawal El Saadawi

En inglés están traduciendo Memorias de la cárcel de mujeres de Nawal As-Saadawi, pero en el caso español podemos leerla. As-Saadawi es da lo mejor de sí misma cuando escribe obras de no-ficción. Durante el gobierno de Sadat fue encarcelada junto a otros escritores, poetas y eruditos egipcios en 1981. Estas memorias están escritas, aparentemente, desde la prisión de mujeres de Qanatir; para escribirlas utilizó un lápiz para las cejas y papel higiénico. Con estas herramientas pintó un retrato de la vida de las mujeres en aquel lugar.

  • En traducción al inglés/Traducido al español: Notas personales de Latifa Zayat. La autora escribió esta autobiografía durante su estancia en la presión de mujeres de Qanatir en la misma época en la que también estuvo encarcelada Nawal As-Saadawi.
  • En traducción al inglés: El retorno del Faraón; memorias en la prisión de Nasir, Zainab al-Ghazali. En Desvelando Oriente, Alejandro, nos habla de esta activista y el contexto en el que desarrolló su trabajo.
  • Para traducir: حفلة للثائرة, Haifa Zankana. Se trata de una colección de testimonios de 9 autoras que vivieron 50 años en las cárceles israelíes. Durante su confinamiento vieron nacer niños que crecieron entre aquellos muros y que solo vieron puertas cerradas. Otras, sin embargo, solo pudieron ver a sus hijos desde el otro lado de una pared de cristal.

Más del 40% de la población palestina han pasado algún periodo de tiempo en una cárcel israelí (Según Adameer, en el caso de los hombres el porcentaje alcanza al 50%). De cualquier forma, la voz de las mujeres encarceladas había estado ausente hasta ahora.

Zankana está trabajando en este momento en una obra similar pero con mujeres tunecinas que han pasado por la misma situación.

Para traducir al inglés y al español: Mimosa de Maysaa Al’amoudi.

Presentación de su libro

La estructura de esta novela es similar a las historias de Sherezade y en ella, a través de narraciones breves, cuenta cómo es la vida en las cárceles para mujeres en Arabia Saudí. En ellas, no solo hay presas políticas; también hay mujeres inmigrantes u otras que se han enamorado de personas de su mismo sexo.

  • Para traducir al inglés y al español: De la infancia en prisión, Inji Aflatoun. Najwa al-Ameri, Dalia Ebeid, Mansura Ezzedine y otras autoras eligieron esta novela como una lectura imprescindible entre las memorias publicadas. Encarcelaron a Aflatoun en época de Gamal Abd en-Nasser; allí se involucró con el partido comunista. Mena Taher hizo un retrato de esta autora donde dice que: No era la primera vez que estaba en la cárcel, ya que había asistido hasta los 14 años al Sagrado Corazón, un colegio católico muy estricto. Aflatoun describe en sus memorias la cárcel de Qanatir donde estuvo confinada.

5 dramaturgas árabes que están traduciendo o deberían traducirse

Vamos con la traducción del post Arablit de hoy. Así aumentamos un poquito más nuestro conocimiento del panorama literario del mundo árabe.

En la serie “escritoras árabes que se están traduciendo o deberían traducirse” que se publicarán los martes de agosto, nos centraremos en el trabajo de escritoras árabes cuya traducción recomendamos. Hoy, proponemos el trabajo de estas cinco dramaturgas: Raeda Taha, Laila Soleimán, Yasmine Emam, Dalia Taha y Rama Haydar.

Raeda Taha. ¿Dónde encontraré a alguien como tú, Ali? Traductores: Nada Saab y Robert Myers.

Esta comedia política palestina se representó en 2015 por primera vez como un monólogo en Beirut y nació de la experiencia personal de Taha como hija de un mártir; así como de su larga relación con la literatura (parece ser que le comunicó a Mahmud Darwish su intención de realizarlo de pie) y la colaboración con la actriz Lena Abyad. La obra comienza con la violación que sufrió a los 24 años por parte de un funcionario de la PLO. Podría parecer que esto no es una cuestión de la que reírse, pero trantándose de comedia política y su naturaleza nos hace reír y abrir los ojos a una realidad que no hemos visto hasta ese momento. Quizá, no exista mejor herramienta para conseguir que el espectador confíe en el narrador que la ingenuidad. A lo largo de toda la obra, Taha mantiene un firme compromiso con Palestina al mismo tiempo que se abre al público, otros chicos hijos de mártires, su madre a la que representa de una forma exageradamente cómica y su particular crítica a los hombres depredadores. En algún momento, su familia va a visitar a Simsim, que se queja de que no puede ir a los campamentos para los hijos de los mártires (donde parece ser que los niños se divierten muchísimo). Asesinaron al padre de Simsim y “como entramos justo en el momento en que estaban llorando y gritando y justo en mitad de esas espantosas escenas de duelo que todos conocemos, allí estaba Simsim sonriendo”. Entonces nos dijo: “Mi deseo se ha cumplido”, “Ahora, puedo viajar con vosotros”. Y lo hizo. Viajamos juntos y representamos a Palestina en espectáculos de dabke. El grupo creció y creció”.

Raeda también está detrás de la obra de teatro 36 de la Calle Abbas, Haifa, que debería estar traduciéndose.

Laila Solimán, Productos egipcios, traducido por Khalid Lait.

Solimán ha escrito obras con una gran acogida de público como Caprichos de libertad, Sin tiempo para el arte o Lecciones para la revolución. Sin embargo, soy parcial con respecto a este collage de comedia tragicómica que explora la relación entre Haia y su príncipe de la brillante armadura, Gasir, un ayudante de laboratorio tremendamente ansioso con mucho apego por las publicaciones. Productos egipcios está disponible en Obras de teatro del mundo árabe.

Yasmeen Imán, El espejo, traductores: Mohammed Al-Bakry y Rabekah Magor

El espejo de Emam es una de los monólogos femeninos que explora las imposiciones de las reglas sociales, la clase, la corrupción reflejado en el espejo de la sororidad. Esta obra está incluida en la recopilación Los cuentos de Tahrir: obras de teatro de la revolución egipcia. Yasmeen Imán escribió esta obra tras licenciarse en la universidad. La protagonista de esta obra de teatro escucha las voces de sus padres, parientes, amigos y pretendientes que juzgan su comportamiento.

Dalia Taha; Fuegos artificiales; Trad. Clem Naylor

Esta es la segunda obra de Dalia Taha (la primera fue Kufiya, hecha en china) que explica lo asfixiante que es la vida bajo el asedio en una ciudad cualquiera de Palestina. En particular, se centra en cómo una pareja comienza a asimilar la muerte de su hijo.

“Somos los únicos que estamos en la calle. Yo corro en una dirección y tú, en la contraria. El primero que vuelva a casa sin haber recibido un disparo, gana”.

Rama Haydar; Un desierto de luz, traductora Rama Haydar y Rebekah Maggor

Otra tragicomedia, en la que dos refugiados palestinos discuten cuál es el mejor plan para escapar del campamento de Yarmouk, Damasco. Puedes ver una traducción de la obra en PEN World 2017:

Publicaré la serie de artículos dedicados a las obras que se están traduciendo o que deberían traducirse todos los martes del mes de agosto (#WITmonth)