Sheykha Helywa y “La orden C-345” ganadora del premio Al-Multaqa

No hace mucho descubrí la existencia de la editorial Manshourat al-Mutawasit radicada en Italia. Publica obras en árabe, ya sean traducciones del italiano y el francés al árabe o de escritores árabes.

He descubierto esta misma mañana que la sonrisa que asomaba a mi cara durante años anteriores, no era voluntad mía; más bien eran mis músculos los que se estiraban y abrían mis labios. Por eso, esa sonrisa no se parecía en nada a una sonrisa.

Temo al muro sin grietas; me aterra un mundo de muros suaves y nivelados.

Cita extraída de la obra “La orden C-345” por Abjjad

Entre las obras que esta editorial ha publicado, está la ganadora del premio de literatura Al-Multaqa de este año. Además, también he sabido que esta casa editoiral tiene un acuerdo con Abjjad (una librería que vende literatura árabe en versión digital y al que te puedes suscribir para leer sin limitación todo el catálogo que tienen).

Cuando la autora supo que había sido la ganadora del premio declaró:

Voy a donar este premio a mi aldea beduina “Dhil al-Aar”, porque es el origen de la historia; a mi familia y, en especial, a las mujeres que allí habitan, cuyo analfabetismo me ha enseñado a santificar las palabras, al igual que su silencio me ha enseñado a honrar la historia.

Extraído de este artículo publicado en Al-Ayam y escrito por Badia Zaydán

A lo que también añadió:

Quiero anunciarles que cada una de las palabras que he escrito ha llegado al lector árabe, o le llegará, o al mundo -Si Dios quiere-. Estas palabras son sus voces ahogadas durante muchos años y, por tanto, no han podido ser escuchadas hasta ahora.

Sheykha Halywa

En el boletín electrónico que manda regularmente la librería digital árabe anteriormente mencionada, se ofrece una extracto de la obra y una sinopsis:

Esta carta es la substituta temporal de mi imagen enferma en el espejo; se ha perdido lo que queda de mí: mi pelo, mi rostro, mi cuerpo atlético, mis músculos contorneados, todo aquello que estaba en su lugar. De hecho, ni siquiera veo mis ojos en el espejo. Me pregunto cómo es posible no verlos en mi reflejo. No veo mis ojos, tan solo hay dos agujeros vacíos, como dos cuevas negras sumidas en una profunda oscuridad.

Shaykha Helywa

Sinopsis:

Estamos ante una antología de historias cortas con tramas muy variadas de la autora palestina Sheykha Halywa. A través de estas narraciones nos introduce en unos mundos íntimos llenos de detalles y una narración visual cercana a la cinematográfica. De modo que, sentimos que casi podemos tocar a los personajes. Además de que es posible seguir el hilo de la trama sin que se rompa en ningún momento.

A través de sus relatos breves, la autora profundiza en la condición humana y personifica a elementos como el sueño y el deseo para narrarnos la historia palestina. También se sale por completo de los estereotipos de los romances del siglo pasado para descubrirnos en estas historias personas similares a nosotros y también diferentes con las que estamos de acuerdo o con las que discrepamos.

La lengua de Helywa es neutral; sin embargo, al mismo tiempo, se sale de las convenciones del género del relato breve para poner el foco sobre aquellos conceptos erróneos que la autora quiere aclarar. Así presenta una mezcla de realidad y surrealismo para conformar una lengua que refleja el momento en que vivimos.

Sobre cuestiones de género y sexualidad, estereotipos y Abbas Bin Firnás.

Todavía no sé si debería cambiarle el nombre a esta sección, todo me indica que sí; sin embargo, todavía no termino de encontrar el nombre apropiado. Así que por el momento, se quedará así.

Como en las entregas anteriores de este cajón de sastre árabe, resumo lo que ha sido mi semana de descubrimientos para tenerlos a mano y no perderme mucho.

Cuestiones de género y sexualidad

Jeem, es un proyecto creado por el Goethe Institute que tiene por objetivo hablar sobre género y la sexualidad en Oriente Medio y el Norte de África. Como cabe esperar, se habla sobre los estereotipos a los que la mujer hace frente, sobre el sexting, sobre cómo nos relacionamos, etc. Me parece un material interesante para aproximarse a la sociedad árabe desde otro punto de vista; además, tienen un fanzine imprimible que puede ser útil para quienes necesiten contar con material con esta temática en árabe (estoy pensando en centros de orientación, en servicios sociales, centros escolares).

Protestas en Iraq y bombardeos en Siria

Empezamos la semana con protestas en Iraq porque la sociedad iraquí está harta y cansada de la corrupción y de la situación por la que atraviesa el país. Dejo aquí un padre nuestro dedicado a este Iraq que escribió Sinan Antoon y que tuiteó Ibtisam Azem.

صلاة
(من إنجيل العراق الضائع)
عراقنا الذي في الهباءات،
ليتقدس اسمك،
ليأت جحيمك،
لتكن مشيئتك،
كما في السماء
كذلك على الأرض.
موتنا كفافنا
إعطنا كل يوم
ولا تغفر لنا خياناتنا،
لأننا لا نغفر لمن خاننا.
ولا تدخلنا في التجربة،
فقد تعبنا.
آمين
سنان أنطون/ كما في السماء#العراق https://t.co/Q4H5eMEwld— ابتسام عازم (@IbtisamAzem) 7 de octubre de 2019

No salimos de Iraq porque Vanesa Ruiz me pasó el artículo Spread the word: The Iraqis translating the Internet into Arabic escrito por Olivia Cuthbert para The Guardian.

Solo el 0,6% del contenido de Internet está disponible en árabe, a pesar de ser la cuarta lengua más hablada del mundo.

Siguiendo con el conflicto en Oriente Medio, esta semana también hemos visto cómo Turquía atacaba a los kurdos. Al respecto, ayer sábado leí un artículo que relataba las relaciones entre este pueblo que siempre ha aspirado a tener su propio país Kurdistán y EEUU, país que los ha traicionado una vez tras otra.

بالنسبة للأكراد، لم يختلف الأمر باختلاف الرؤساء. عاشوا “الخيانات” الأمريكية بأشكالها المتنوعة في كل مرة، ليصح القول الشهير “ليس لدى #الأكراد أصدقاء سوى الجبال”… والأمريكيين، لكن فقط حين تقتضي مصلحتهم ذلكhttps://t.co/WvEhaWqrlK— Raseef22 (@Raseef22) 12 de octubre de 2019

También dejo por aquí este vídeo de Mohamed Hassan para Middle East Eye donde explica por qué ahora Turquía ataca a los kurdos.

“This is just yet another chapter in an eight-year-long war in Syria that won’t end” https://t.co/eqs2xN6mQU— Middle East Eye (@MiddleEastEye) 12 de octubre de 2019

Por cierto, esta información me llevó a este poema de Mohamed Hassan que habla sobre la identidad. (Esto vídeo ya tiene su lugar, pero quería dejarlo aquí porque forma parte de los descubrimientos de la semana.

Un personaje andalusí

A través de un tuit de Andaluzadas, recordé la historia de Abbas Ben Firnás, que viene a ser nuestro Leonardo Da Vinci patrio; aunque solo sea porque nació en la península. En mi opinión, deberíamos fijarnos un poquito más en nuestro pasado árabe musulmán, descubriríamos un sinfín de maravillas que ahora a muchos desconocemos.

¿Sabías que el primer hombre de la historia en volar era andaluz?

Fue Abbas Ibn Firnas, que lo hizo en 875 en #Córdoba, y del que cuentan que lo consiguió durante, al menos, 10 segundos

Un cráter lunar, un puente en la ciudad cordobesa y un aeropuerto en #Irak llevan su nombre pic.twitter.com/35T7lxpl64— Andaluzadas (@andaluzadas) 8 de octubre de 2019

No quiero extenderme mucho más, terminaré con un par de proyectos surgidos en Egipto y Levante que tienen como finalidad introducir a los niños en la lectura a través del dialecto, en lugar de usar el árabe fusha. Tiene sentido porque el nivel de extrañeza de un niño pequeño habituado a escuchar y expresarse en dialectal debe ser tan grande como el que sentimos los estudiantes de árabe a la inversa. Esta información me ha llegado vía @annitarita con la que, además, mantuve una conversación respecto al tema.

Hasta la próxima entrega de este cajón de sastre. Espero que te entretenga o descubra algo que no conocías.

Un pedacito de literatura tunecina

Ayer por la tarde en un rato que tenía, cogí la revista Banipal en Español y volví a pasearme por las calles de Douz después de 20 años. Esa es la cantidad de tiempo transcurrida desde que fue a Túnez por última vez y me di una vuelta por ese bonito país que hoy es noticia por sus elecciones legislativas.

¿Cómo he conseguido hacer este viaje a través del espacio-tiempo? Pues con la mejor típica y tópica máquina del tiempo: la literatura. A través de ¡Brillaba como un poema de amor helenístico! de Hassouna Mosbahi traducido por Alberto Abellla Villar.

El protagonista de este relato breve viaja de su lugar de residencia, Hammamet, hasta Douz para pasar unos días allí. En esa población tunecina asistirá al Festival Internacional del Sáhara en Douz y pasará una noche en el desierto. Yo no fui a ver el festival, pero sí pasé una noche en el desierto.

Recuerdo Douz como un lugar no muy grande, polvoriento, con un sol abrasador y un calor infernal. No es nada de extrañar porque era pleno mes de agosto, no cabía esperar algo distinto. Llegamos allí en un Taxi Louage (son los taxis grandes, esos con los que puedes recorrer grandes distancias) después de haber viajado a través de carreteras que tenía a un lado y otro arena y más arena.

Antes de este viaje, había tenido alguna oportunidad de pasar la típica y clásica noche en el desierto, pero la había rechazado. Yo creía que no se me había perdido nada en el desierto, la verdad. Para mí era un lugar árido lleno de arena y en el que iba a pasar mucho calor. No era para mí. No se ocurrió pensar en las noches con su cielo nocturno plagado de estrellas que ilustran el cielo con sus dibujos, ni que se podía enfriar una sandía enterrándola bajo tierra.

Sin embargo, terminé por ir a Douz y acabé en una jaima en un viaje organizado, comiendo pan recién hecho, sopa de tomate e incluso viví una tormenta de arena. Me arrepentí de no haber ido antes. No sé que tiene este mar de arena que de algún modo te embruja, ¿será por sus secretos?

Quizá, el desierto… ¡Ay, quizá el desierto! Pero, ¿acaso el desierto revela sus secretos? ¡No lo creo, porque sus secretos no tienen principio ni fin! Cada día, cada hora, trae nuevos secretos. Luego, sopla el viento seco para destruirlos de nuevo, como hace con las dunas de arena,…

Hassouna Mosbahi

O quizá sea el sobrecogimiento que experimentas cuando contemplas la bóveda celeste desde ese punto. Será que ahí, mirando el infinito, te das cuenta de tu verdadera dimensión. No sé.

Los habitantes del desierto, los bereberes, también pueblan este relato ¿autobiográfico? de Mosbahi. Sobre todo, Tayma, una bereber que “se parece a las muchachas andaluzas de los poemas de Lorca”. Una hakawatia que les contará historias al protagonista y al resto del grupo de viajeros que pasará la noche en el Sáhara y los entretendrá con sus cuentos.

Los bereberes y sus costumbres en Douz, son el marco que pone Hassouna Mosbabi a una historia donde reflexiona sobre en qué se ha convertido la sociedad árabe diciendo lo siguiente a partir de las palabras de un anciano que decidió convertirse en eremita:

“¡He llegado a entender la lengua del desierto mejor que la de la gente!” (…) Los árabes se han vuelto materialistas, de un modo inquietante y desagradable. Viven ávidos de dinero”

Hassouna Masbahi

Si es así o no, lo desconozco. Pero todo apunta a que tanto Occidente como Oriente parece que ahora transitamos el mismo camino. Quizá nuestras sociedades, se parezcan más de lo que pensamos. Por eso, te animo a leer este relato y todos los demás que contiene la revista. Puede que a partir de ellos, lleguemos a esos puntos de encuentro que tanto necesitamos.

Como la lectura es encuentro y es viaje, a mí me ha llevado de vuelta a Douz. A ti, a lo mejor, te entran ganas de visitarla y conocer el misterioso e infinito desierto. ¡Ojalá!

¿Quién es el autor del relato?

Hassouna Mosbahi, un escritor tunecino nacido en un pequeño pueblo de la provincia de Kairouan (el séptimo lugar sagrado del islam) en 1950. Durante el gobierno de Habib Bourghiba fue perseguido y se vio obligado a exiliarse en Alemania en 1985. Allí vivió hasta que regresó a su país natal en 2004.

Su obra literaria es extensa, ya que ha publicado 10 novelas y varios relatos breves entre los que se encuentra este texto traducido a nuestra lengua y publicado en Banipal.

Relatos de Hassouna Mosbahi traducidos al inglés

En la versión inglesa de Banipal se ha publicado El mono verde (EN), un relato breve que pertenece a la colección Cuentos Tunecinos, reseñada también en inglés aquí.

En Intraslation se pueden leer dos relatos de este autor tunecino: Delirio en el desierto y Truman Capote.

Literatura tunecina

Se puede seguir tirando del hilo para saber quiénes son los escritores más representativos de este país árabe en Ocho grandes escritores de la literatura tunecina que deberías conocer (EN) en The Culture Trip.

La revista Banipal en español

El pasado mes de abril mientras regresaba de mi querida Rabat, me dieron una gran noticia: Iban a publicar la revista Banipal especializada en literatura árabe en español. ¡Qué gran noticia! Pensé.

La semana pasada, tuve la gran suerte de recibirla en mi buzón. Así que sin perder mucho tiempo me puse a leerla. Me gustó mucho el editorial donde Margaret Obank explica que el nacimiento y publicación de esta revista especializada en literatura del mundo árabe finalmente está dado sus frutos: lograr un flujo de traducción y publicación de literatura árabe en inglés. Ojalá, ocurra lo mismo en el caso español.

Esta revista te permite, además de disfrutar de estupendas historias y poemas, conocer cómo se piensa en el mundo árabe, a qué problemas hace frente, cómo los encara, etc. Por tanto, desde mi punto de vista, es una buena puerta de entrada a la literatura árabe si todavía estás dudando. Tienes 142 páginas para leer poesía, relatos breves, fragmentos de novelas o enterarte de las novedades editoriales en el mundo árabe.

En mi caso, he disfrutado mucho leyendo, por ejemplo, La maté porque era mía de Muhsin al-Ramli. Un relato negro con un final totalmente inesperado y que da que pensar cuando lo terminas sobre cuál es la situación que se vive en Iraq. Cómo la guerra y la ocupación norteamericana tienen sus consecuencias para la sociedad de este país.

Mirar a Marte desde Marrakesh es otro relato breve negro con tintes de ciencia ficción escrito por Abelkader Benali, un escritor marroquí que vive en Holanda. Además de asistir al juego de asociaciones de ideas entre Marte, Marrakesh y el color rojo que tienen en común, he descubierto que este autor tiene dos títulos traducidos al español: Boda junto al mar y El largamente esperado.

Las mujeres están ampliamente representadas en este número. En otros artículos mencionaré al resto de escritoras que aparecen, pero para empezar te dejo una cita del poema de Rasha Omran La mujer que ha habitado la casa antes que yo. Rasha Omran es una poeta siria muy famosa y reconocida que ha publicado cuatro colecciones de poesía y una antología de poesía siria. Por cierto, en Arablit publicaron en 2018 un artículo dedicado a ella y a una colección suya de poesía que está disponible online.

(...)
Las poetas incumplen sus promesas cada vez
que deciden que se convertirán en mujeres
domesticadas, las poetas rebeldes son las que
no intentan esconder los aullidos de sus
vena hambrientas, por eso se quedan solas,
totalmente solas como lobas que ya no
encuentran nada que sacie el deseo de sus
colmillos .
(...)

Estas son solo algunas de las maravillas que la revista Banipal en español nos descubre en sus páginas. Por el momento, es el número 0, pero deseo que llegue un número 1, 2, 3 y así hasta llegar, como mínimo, hasta el 65 que han alcanzado en inglés.

Seguiré hablando de ella porque me ha gustado realmente.

Si quieres tener leer esta revista, escríbeme y te cuento cómo conseguirla.

Frankenstein en Bagdad de Ahmed Saadawi

Pues andaba yo trasteando por esos mundos tuiterianos, cuando veo un tuit de la Fundación Tres Culturas donde nos emplazan a la presentación de la traducción de la obra ganadora del Man Booker Internacional de 2018: Frankenstein en Bagadad de Ahmed Saadawi.

Hoy compartimos con vosotros la reseña que ha publicado hace tan sólo unas horas el diario @larazon_es sobre la obra que presentaremos la próxima semana en nuestra Fundación: ‘Frankenstein en Bagdad’ (@LibrosAsteroide ) de @saadawi_a https://t.co/zQM2FGDowW— Tres Culturas (@FunTresCulturas) 12 de septiembre de 2019

Por eso, como siempre digo -que parezco un disco rayado-, es una magnífica ocasión para acercarnos a la literatura árabe y celebrar que hay un título más de prestigio que podemos incluir en nuestra biblioteca. Además, me parece remarcable y destacable que ya sean dos las novelas árabes ganadoras de este premio. Ojalá, sirva para que aumente el número de traducciones de obras de este idioma a nuestra lengua.

El año pasado, cuando se conoció que esta novela había ganado el Man Booker Internacional, M. Lynx Qualey le dedicó un post a hablar sobre ella. Así que, he decidido traducirlo a nuestro idioma.

Traducción

En el momento en que recibía el premio, Ahmed Saadawi dijo: “Me gustaría decir que este premio impulsa a la literatura árabe y a la iraquí”.

Se eligió Frankenstein in Bagdad de entre los seis nominados que se presentó el jurado, presidido por el académico saudí Saad Albazeei. El resto de novelas en competición eran:

  • No hay cuchillos en las cocinas de esta ciudad de Khaled Kahilfa,
  • Un extraño pájaro azul vuela junto a mí de Yousef Fadel;
  • El viaje de Abdi de Abdelrahim Lahbibi;
  • Tashari de Imam Kachachi
  • El Elefante azul de Ahmed Mourad

La novela de Saadawi cuenta la historia de Hadi al-Attag, un “trapero” que hace su trabajo por las calles de Bagdad desde 2005 buscando huesos y partes del cuerpo frescas para coser entre ellas y crear un nuevo ser. Una vez completado el mosaico de tela, “cómo se llame” se embarca en un viaje para vengar a aquellos de los que provienen los órganos con los que fue formado.

En 2008 Ahmed Saadawi llamó la atención del jurado del IPAF con su novela En lugar de soñar o reza o muere. que lo invitó a impartir un taller de escritura con motivo del IPAF de 2012. Ahí comenzó a trabajar en Frankenstein en Bagdad.

Saadawi fue el primer iraquí en ganar el IPAF hace ya siete años. A pesar de los problemas políticos y sociales, el premio ha continuado creciendo. De hecho, este año la cantidad de propuestas recibidas ha experimentado un incremento, ya que para realizar la criba de los 16 títulos nominados se leyeron 156 novelas.

En un pequeño tráiler sobre esta novela, para publicitarla, Ahmed Saadawi habló sobre la cómo concibió a esta “extraña criatura” que vino apareció en 2005 , justo en un momento en que la violencia en Bagdad había aumentado.

Su Frankenstein o “cómo se llame” es incapaz de distinguir entre la víctima y el criminal. Su nobleza e idealizada misión pertenece al reino de la incertidumbre; está dudoso acerca de las motivaciones que alimentan su búsqueda.

Saadawi, que nació en Bagdad en 1973, ha ganado una buena cantidad de premios, incluida su inserción en la lista “Beirut39”, formada por 39 novelistas que tiene más 40 años.

Reseñas sobre la obra: