Días que dan para mucho: aprender el alifato, por ejemplo

Una de las recomendaciones que están dando estos días de cuarentena -no me puedo creer que ya sean 18- es que aprendas un idioma nuevo. Y, claro, ¿qué voy a proponer yo? Pues que aprendas árabe. ¿Por qué no? Es una lengua hermosa que te trae algún dolor de cabeza -ja, ja, ja-, pero su belleza los compensa con creces. Así que, ya bien tengas curiosidad por su grafía – a lo mejor, te apetece fardar con los amigos de que sabes escribir su nombre – o ir un poquito más allá, dejo por aquí algunos recursos que estos días puedes utilizar.

Añado a otros artículos del blog donde ya he hablado sobre el aprendizaje del árabe, más recursos para aprender esta lengua en la fase de aprendizaje de la lectoescritura:

En Saqi Books han propuesto para estos días de confinamiento el resto de aprender a escribir una letra al día. Estas son las letras que llevamos hasta ahora:

Este recurso se puede acompañar de los que está publicando estos días también Transparent Arabic. Esta web ofrece ejercicios para trabajar la comprensión auditiva, el vocabulario, la gramática, etc. También dedica espacio a hablar sobre temas culturales, modales, datos históricos y culturales, etc. Cuestiones útiles que nos ayudarán a lograr eficacia comunicativa.

Después de aprender a dibujar las grafías, siempre puedes pasar a la siguiente fase siguiendo las clases de alfabetización de la televisión marroquí sobre las que hablé ayer. Si te animas con esta preciosa lengua, por favor, dímelo. Me alegrará mucho saberlo.

Las clases online que Arabia Saudí ofrece a sus estudiantes

Si normalmente encuentro un montón de material interesante para ir desarrollando las competencias lingüísticas en árabe, con la llegada de la pandemia y la suspensión de las clases, aún hay muchos más materiales online.

Mucha gente se ha apresurado a poner en marcha las clases online para sus alumnados y ahora, por suerte, los demás podemos verlas también. Este es el caso de las clases que están ofreciendo para los alumno saudíes que están confinados en sus casas y que ahora reciben las clases vía directos en Youtube.

Eso nos brinda la oportunidad de conocer cómo funciona otros sistema educativo, qué contenidos de imparten en las distintas materias y cuál es su enfoque. Así puedes hacerte una idea, por ejemplo, de qué se estudia en las clases de historia y el enfoque que le dan. De modo que puedes aproximarte mucho mejor a qué conocimientos básicos se imparten y, por tanto, comparte esa comunidad.

Por supuesto, para quien sabemos árabe (o lo pretendemos) también nos da una ocasión maravillosa de trabajar nuestra competencia de comprensión oral y, por qué no, lectora porque tienes que descifrar los escritos. En este caso, incluso puedes poner a prueba esas competencias porque los profesores proponen ejercicios y los corrigen, así que puedes comprobar si lo has resuelto bien o mal.

En definitiva, es un material interesante si obviamos también la propaganda, que es inevitable en este caso. Aquí abajo te dejo las clases: son de matemáticas, lengua árabe, literatura, historia, etc.

Aayn durus (عين دروس)

Espero que este material esté disponible más allá de esta cuarentena para tener tiempo de investigarlo un poquito.

En traducción o para traducir: 7 novelas gráficas creadas por mujeres árabes

Traduzco/adapto a nuestra realidad española el artículo de Arablit de hoy dedicado a la novela gráfica creada por mujeres árabes. De las 7 propuestas, tan solo hay una traducida al español. Espero que alguien se anime y traiga a nuestro idiomas las 6 propuestas restantes. Vamos con ello.

Hay pocas novelas gráficas árabes traducidas al inglés, en parte por el gasto que supone la traducción y la reproducción de la parte gráfica.

Sin embargo, aquí propongo 7 novelas gráficas que o se han traducido, sería estupendo ver traducidas o que estarán próximamente disponibles para leer en inglés. (En español, solo hay traducida una de ellas. Las demás, sería genial que se pudiesen traer a nuestro idioma).

  • En inglés para traducir/En español, traducida: Yogur con mermelada o de cómo mi madre se hizo libanesa de Lena Merhej. Traducción: Elena Carrión. En Un libro al día han hecho una reseña bastante completa sobre esta novela gráfica. Así que, dejo el enlace aquí para quien esté interesado en saber más y esté pensando en comprarla para su biblioteca.
  • En proceso de traducción (al inglés)| Para traducir al español: Shubeik, lubeik de Dina Mohammed. En el debut de Dina Mohammed, se plantea un cómic sobre un Cairo mágico-realista, donde la energía y los deseos de embotellan para su venta y donde la clase trabajadora egipcia no pueden moverse bajo la opresiva autocracia y la hierática jerarquía se convierten en alivio. La clase social más desfavorecida solo puede adquirir los deseos más baratos, que son inestables y provocan efectos hilarantes. Este libro -el primero de una trilogía- se centra en los deseos de Aziza y Abdou y todo lo que ocurre a su alrededor. Esta comedia política ganó el primer premio a la mejor novela gráfica del Festival del Cómico de El Cairo en 2017. Se puede comprar en Maamoul Press en Árabe. La autora está trabajando en la versión en inglés. Corre, no camines.
  • Para traducir (al inglés o al español): ¡La noche! ¡Mis ojos! (Raseef22) de Lamia Ziade. (El título de esta novela gráfica es el mismo que el de un programa libanés que se emitió desde 1999 hasta 2014. Esta fantástica novela gráfica, escrita por la talentosa Zaide, autora de la memoria sobre la guerra del Líbano ¡Bye, bye, Babilonia! (en español), traducida por Elena Martínez Baviére). ¡La noche! ¡Mis ojos! es un texto encantadoramente ilustrado donde se habla de la vida de 5 músicos. Fariuz en la tienda de mi abuelo, extracto publicado en Words Without Borders. Es una novela gráfica imprescindible para los interesados en las historias, la Historia, el arte y la música árabe.
  • En proceso de traducción al inglés: El apartamento en Bab Al-Louk de Dunia Maher. He descrito esta novela gráfica como un poema negro, se publicó por primera vez en 2014 por la editorial Dar Merit y recibió la el premio Khalil en 2015. Muchos de los temas que trata son similares a los tocados por la novela de Dina Mohammed; pero en este caso el discurso estatal no tiene nada de divertido. Más bien es opresivo, sucio y siniestro. Da gusto leer la versión inglesa también.
  • Para traducir al inglés y al español: Fatma y el Paraguas de Sumeya Ouarezki y Mahmud BenAmar. Estamos ante el inicio de una serie de libros escritos en argelino centrados en dos mujeres que viven en una casa cubierta por paraguas; un objeto que termina por ser fascinante y aterrador a un tiempo. Una de ellas es una adivina que lee el futuro y te ofrece remedios. La otra siempre va elegantemente vestida, colecciona paraguas, habla francés y vive de vender verdura en el barrio al tiempo que escapa de los límites que le ponen quienes la rodean. Lofti Ana lo ha traducido al francés.
  • Para contribuir: El joyero. Debido al clima político en Egipto, el colectivo femenino de escritoras de novela gráfica ha dejado de publicar El Joyero. Sin embargo, ahora el Beirut-based Knowledge se ha involucardo con El joyero para lanzar un nuevo número cuyo objetivo es explorar el amor desde el punto de vista del feminismo. Están buscando participantes árabes -clásico o dialectal-. Si estás interesado/a, es por aquí.

Dejo por aquí una recopilación de textos e información sobre el cómic árabe, una asignatura pendiente para mí.

¿De verdad el árabe está tan lejos de nosotros?

Yo no sé, será la burbuja esta en la que dicen que nos meten las RRSS a partir de nuestras conexiones y relaciones virtuales (yo tengo la teoría que no somos otros; somos los mismos, pero corregidos y aumentados. Aunque, eso no es lo que voy a comentar hoy), que me trae algunas propuestas curiosas como este artículo de 2011 sobre el lugar que ocupa el árabe en nuestro viejo continente porque ¿de verdad el árabe está tan alejado de nosotros o simplemente es que no lo miramos porque no nos interesa? (A mí me parece que es más bien lo segundo)

La cuestión es que ha llegado hasta mí la noticia de la existencia de un programa sueco de 2011 llamado Rena Rema Arabiska, que nació con la intención de averiguar si era posible moverse por Europa hablando árabe. Por desgracia, no sé ni papa de sueco (si tú sabes, tendrás la suerte de ver con tus propios ojos los resultados de esta investigación), por eso me conformaré con las pocas conclusiones del artículo que cito. Por cierto, parece que sí, que el árabe es más habitual entre nosotros de lo que a muchos les gustaría pensar. Si no, piensa en tu entorno. Piensa, piensa.

Después de encontrar este vídeo, llegó hasta a mí este otro: ¿Y si el árabe fuera una lengua oficial en el Reino de España? por la Sra Preformer para Pikara Magazine.

Luego, ahora sí, me he encontrado este artículo de 2010 Dos lenguas autonómicas más escrito por Antonio Cembrero donde hablan de dos lenguas cooficiales más que, quizá, deberían reconocerse en nuestro país: El árabe (dariya marroquí) y el tamazigh.

Pues eso, el árabe es parte de nuestra cultura, de nuestro país y de nuestra historia; pero, no solo eso, también lo usan muchos de nuestros vecinos para comunicarse. Así que, puede que no sea tan mala idea estudiarlo, ¿no?

¿Hablar fusha en la vida diaria?

Hoy me he topado con este vídeo de Intisar Albatsh, gazatí, donde nos cuenta que ella utiliza el árabe fusha en su vida cotidiana, lo que es toda una proeza; una rareza porque esta variedad de árabe es la más culta y, por tanto, es extrañísimo que se utilice, por ejemplo, para hacer la compra diaria.

Tan peculiar es en el mundo árabe que le han dedicado esta pieza informativa. Por eso, no me he podido resistir a postearlo aquí. Desde mi punto de vista, ejemplifica muy bien lo que ocurre cuando usas el fusha para comunicarte y cómo no está de más aprender un dialecto árabe, el que quieras (ya sabes que tienes 22 opciones).

¿Cuál crees que es la reacción de los arabófonos que se usan el dialecto? En el inicio la escucharás aclarar que no estás viendo una serie mexicana doblada al árabe fusha; sino que se trata de su vida cotidiana.

Aquí dejo un enlace que amplía un poco más la información sobre esta joven estudiante palestina.

PD: Últimamente he visto un serie turca subtitulada en árabe fusha y tengo que confesar que, después de haber visto varias dobladas al dialecto levantino, me parecía de lo más extraño. Así, de alguna forma, puedo compartir la extrañeza con la que estas personas miran a esta chica que les habla en fusha. De alguna forma, la equiparo a la que sentiríamos los españoles si hablásemos en nuestra vida cotidiana del mismo modo que se escribe en un registro formal.