Kalimmat, un diccionario de árabe en línea diferente

Me ha llamado mucho la atención este diccionario de árabe en línea llamado Kalimmat, además, rápidamente me ha venido a la cabeza Anís del moro. A ver qué le parece a él este tipo de diccionario.

¿Por qué me ha llamado la atención?

Porque una de las primeras tareas que te enseñan cuando aprendes árabe es buscar en el diccionario ya que es una de las primeras herramientas con la que te haces para aprender el idioma. Al fin y al cabo, lo necesitas para ir adquiriendo el nuevo lexicón que vas a instalarte en el cerebro. Tendría que reflexionar un poco sobre el papel que juega el diccionario en el proceso de enseñanza/aprendizaje de un idioma, y concretamente en el del árabe. Aunque ya se sabe que lo puedo hacer solo desde mi experiencia que, por supuesto, no es extensible al resto de personas que pueblan este planeta.

Sea como fuera, el diccionario de árabe-español fue una de las primeras obras de consulta que adquirí cuando empecé la carrera. La cuestión es que el volumen de estos diccionario no es, precisamente, adecuado para llevarlo en el bolsillo (ja,ja,ja). Más bien, todo lo contrario. A no ser que quieras llegar a casa hecha polvo después de cargarlo durante todo el día.

Captura de pantalla tomada de la página del diccionario

La cuestión es que en la actualidad es menos necesario tener uno en papel a la mano. No hay nada más el número de páginas que te permiten resolver dudas lingüísticas. Volviendo a mis tiempos de recién llegada a la carrera de filología árabe, corrí a comprarme el Corriente y el Cortés. El primero llegó a mis manos con un defecto: tiene hojas en blanco. Por desgracia, lo descubrí tarde. (Lección, hojea siempre la obra que vayas adquirir por si tiene alguna tara. Los diccionarios de árabe no son precisamente baratos). Luego, me compré el Cortés que he usado más porque me sentía más cómoda con él.

Cuento todo esto porque el uso del diccionario árabe-español hay que aprenderlo/enseñarlo. Esto es, tú vienes con tu experiencia de buscar en el diccionario español y, obviamente, quieres trasladar esta capacidad a la L2. Lo especifico porque importa. Las habilidades que hemos adquirido en nuestros años de estudios las transferimos y usamos en el aprendizaje de la L2, sea esta cual sea.

Los españoles buscamos las palabras en estas obras de consulta por orden alfabético. Así que, ¿qué crees que pretendes hacer antes estos dos diccionarios de árabe? Pues buscar la palabra del mismo modo. ¿Qué ocurre si te encuentras con un participio de pasado en árabe? (a lo mejor, no es este el mejor ejemplo pero espero que sirva). Pues que si tiras de esta costumbre, no la encontrarás debido a que las entradas del diccionario están organizadas por raíces. Así que, si quieres conocer el significado de una palabra, te toca poner en marcha tu detector de raíces para encontrar la palabra deseada. Una vez aislada, te vas a tu diccionario, la localizas y das con la palabra deseada.

Por eso, me ha llamado la atención este diccionario; porque puedes hacer búsquedas por la primera letra de la palabra.

¿Y ya está? ¿Eso es todo?

Pues, la verdad es que no. He seguido trasteándolo y he descubierto que puedes hacer búsquedas según la letra en función de la posición de la letra dentro de la palabra. Por tanto, tienes tres opciones: buscar por la letra inicial de la palabra, a partir de la letra medial o de la letra final. También tienen una opción donde puedes encontrar palabras a partir de la primera y última letra.

Si pinchas en cualquier letra, verás que te lleva a un menú donde las palabras están distribuidas entre aquellas que empiezan por la palabra que has buscado, vocablos que están compuestos por dos grafías; a las que les siguen aquellos que están compuestos por tres y así sucesivamente.

Es curioso que cuando pinchas la entrada, si es que optas por buscar así, aparece la explicación de las letras que la forman. Mira, de algún modo, me parece que se puede utilizar para hacer actividades de deletreo para familiarizarse con los sonidos del árabe.

Hasta aquí llega mi análisis de este diccionario, que me ha parecido interesante por su formato. ¿Tú le has echado un ojo? ¿Qué te parece? ¿Crees que se puede usar para generar alguna actividad? ¿Cuál es tu experiencia con los diccionarios de árabe-español? ¿Tienes alguno monolingüe?

Días que dan para mucho: aprender el alifato, por ejemplo

Una de las recomendaciones que están dando estos días de cuarentena -no me puedo creer que ya sean 18- es que aprendas un idioma nuevo. Y, claro, ¿qué voy a proponer yo? Pues que aprendas árabe. ¿Por qué no? Es una lengua hermosa que te trae algún dolor de cabeza -ja, ja, ja-, pero su belleza los compensa con creces. Así que, ya bien tengas curiosidad por su grafía – a lo mejor, te apetece fardar con los amigos de que sabes escribir su nombre – o ir un poquito más allá, dejo por aquí algunos recursos que estos días puedes utilizar.

Añado a otros artículos del blog donde ya he hablado sobre el aprendizaje del árabe, más recursos para aprender esta lengua en la fase de aprendizaje de la lectoescritura:

En Saqi Books han propuesto para estos días de confinamiento el resto de aprender a escribir una letra al día. Estas son las letras que llevamos hasta ahora:

Este recurso se puede acompañar de los que está publicando estos días también Transparent Arabic. Esta web ofrece ejercicios para trabajar la comprensión auditiva, el vocabulario, la gramática, etc. También dedica espacio a hablar sobre temas culturales, modales, datos históricos y culturales, etc. Cuestiones útiles que nos ayudarán a lograr eficacia comunicativa.

Después de aprender a dibujar las grafías, siempre puedes pasar a la siguiente fase siguiendo las clases de alfabetización de la televisión marroquí sobre las que hablé ayer. Si te animas con esta preciosa lengua, por favor, dímelo. Me alegrará mucho saberlo.

Clases de alfabetización en la televisión marroquí

Este recurso lo compartió Anís del moro en su página de Facebook y, sinceramente, me parece de lo más útil que he visto en mucho tiempo. Da para mucho, tanto si eres alumno como si eres profesor. Tanto si estás a uno u otro lado de la clase viene de perlas. (Lo digo porque normalmente los alumnos están frente a la pizarra y el profesor delante de ella siendo el ejemplo y modelo a seguir).

En cualquier caso, antes de que te lances a ver los vídeos, te cuento cuál es la estructuración del contenido para que sepas lo que te vas a encontrar. Así vas preparado a la clase que vas a recibir en el salón de tu casa.

Los vídeos tienen una duración de unos 15 minutos, que es suficiente para cumplir su función. Si quieres usar este recurso como material de apoyo, puedes añadirle ejercicios de reconocimiento de letras, por ej. Las explicaciones se dan en marroquí, pero no te agobies. No pasa nada. Así te sirve para familiarizarte con una situación de clase totalmente normal, tanto si eres nativo como si eres no nativo (al menos, en este caso, también debería ser así). De este modo, te vas acostumbrado a los dos registros de lengua. Lo agradecerás con el tiempo.

Si ya conoces el alifato, le sacarás más provecho porque se trata de la iniciación a la lectoescritura del árabe. Así podrás apuntar y copiar las palabras para ir trabajando con ellas.

Estructura de la clase

  • Presentación de la profesora y del programa
  • Presentación del contenido que se explicará durante la sesión
  • Corrección de los ejercicios del día anterior y repaso de lo visto anteriormente como paso previo a la presentación de la siguiente letra, en este caso.
(Cada uno de los puntos siguientes encabezados por 15 minutos, equivalen a un vídeo. En conjunto, esto bien podría ser casi la estructura de una clase de una hora. Lo aclaro porque puede ser interesante tener en cuenta este tipo de estructura a la hora de planificar una clase)
  • 15 min. Las letras del alifato se presentan, por lo general, en su posición inicial (para quien no conozca el árabe y este leyendo esto, aclaro que las letras árabes se escriben de tres formas distintas en función del lugar que ocupan dentro de la palabra: inicial, medial o final). La letra inicial se presenta con la vocalización (harakat) breve. Cuando introducen el sukun, la letra aparece en su posición medial.
  • 15 min. La letra con sus vocalización breve aparece en la pizarra, se lee y se repite (a veces, los profesores de idiomas subestimamos el poder de la repetición en clase para fijar sonidos, estructuras, ect.).
    • Una vez que se han familiarizado con la escritura de la letra con sus harakat correspondiente, se introduce el tanuin (que es el harakat correspondiente a la indeterminación de la palabra y su caso. Sí, en árabe hay casos como en el latín o el alemán).
  • 15 min. Finalmente, se añade a esa letra en posición inicial la escritura con las vocales largas (mamduda: Alif, waw y yah). Misma mecánica, se escribe, se repite y se aplica a palabras que están relacionadas con la vida cotidiana.

Esta forma de presentar el alifato, que es distinta a la que utilizaron los profesores cuando yo comencé mis estudios filológicos, tiene todo el sentido del mundo y se puede aprender mucho de ella. No solo te ayuda a familiarizarte más rápidamente con los sonidos, sino que también con la prosodia árabe. En este sentido, te aconsejo que, si te pones a ver estos vídeos, apuntes las palabras y marques los grupos vocálicos que va formando la profesora cuando les enseña la lectura de la palabra para que la repitan. Repite con ella, verás como poco a poco se va quedando en tu cabeza el soniquete.

Dejo aquí la primera tanda que corresponde al primer nivel de alfabetización : la adquisición del alfabeto. Esto significa que se aprender la grafía correspondiente a cada sonido.

Comparación del proceso de alfabetización no nativa/nativa

Antes, quiero plantear algunas consideraciones sobre el proceso de alfabetización como ayuda para explicar por qué me empeño tanto en este tema. Aclaro que, cuando hablo aquí de alfabetización, estoy refiriéndome específicamente al área lingüística. Aunque, cuando hablamos del árabe, también podemos incluir aquí los conocimientos sobre las reglas de cortesía, formas de comportamiento, gestos, referencias culturales, etc. Son muchos los aspectos a tener en cuenta para llegar a conseguir una comunicación eficiente y eficaz.

Aprendemos a hablar y escuchar de forma totalmente natural. Mientras que para adquirir le lenguaje escrito pasamos por un proceso académico que necesita de una persona alfabetizada para poder realizarlo. Es decir, otra persona que sepa leer y escribir debe enseñarte cómo hacerlo. De modo natural, en nuestra lengua materna pasamos al menos 16 años en colegios e institutos para adquirir los contenidos básicos y desarrollar las habilidades necesarias que, se supone, necesitaremos para desenvolvernos en nuestra vida cotidiana.

A continuación, resumo en dos columnas las diferencias que he encontrado entre mi proceso de alfabetización en árabe como no nativa y el método que emplearon con el proceso de alfabetización de mujeres adultas en árabe estándar.

Aquí dejo una pequeña comparación del proceso de aprendizaje de la lectoescritura en árabe para los no nativos (españoles) y nativos. (¿Hay algún estudio en español al respecto?)

Mi proceso de alfabetización como no nativa

  • Adulta
  • Alfabetizada en mi lengua materna.
  • Desconocimiento total del árabe a nivel oral.
  • Presentación de las letras en sus tres posiciones.
  • Líneas y líneas de práctica con la letra en sus tres posiciones con su asociación al sonido, pero nada que ven con lo que en estas clases se plantea.

Proceso de alfabetización para nativas

  • Adulta
  • Sin alfabetizar
  • Expresión y comprensión orales desarrolladas en dariya. Se alfabetiza en árabe fusha, otro registro lingüístico.
  • Presentación de la letra con su forma inicial asociada a su vocalización breve.
  • Trabajo de asociación de la grafía a su sonido correspondiente.

Bibliografía

He descubierto un método de iniciación a la lectoescritura árabe publicado por el Ministerio de Defensa.

Confesión

No sé si habrás llegado hasta aquí leyendo. Quizá, por eso, voy a aprovechar para hacer una confesión (a lo mejor no la lees y me salvo un poco). Hace poco, me he sentido como cuando me dedicaba a dar clases de E/LE y lo hacía en un centro no oficial. Creía que, por esta circunstancia, mi trabajo tenía menos valor o estaba menos autorizada para explicar mi experiencia. Me costó dos blogs (el blog de mr1b3l y maribelELE) darme cuenta de que no era así. Se pueden emprender muchas tareas y estudios desde las periferias. Quizá, sea una osadía por mi parte meterme en estos jardines, pero ¿por qué no hacerlo? Seguro que por el camino aprendo mucho, que al final es de lo que se trata.

Quisiera transformar mis quejas en una aportación útil para otros; aunque lo haga desde un lugar no oficial; desde los márgenes. Estaré encantada de que me acompañes, te unas, me ayudes, etc. ¡Muchas gracias por pasar por aquí). Las aclaraciones, correcciones e indicaciones también son bienvenidas.

Una idea

Estoy valorando la posibilidad de crear un cuestionario para recabar información sobre la experiencia del alumnado en este sentido. Es más, podría ampliarlo a otras cuestiones y aspectos relacionados con la gramática, la adquisición de vocabulario, etc.

Las clases online que Arabia Saudí ofrece a sus estudiantes

Si normalmente encuentro un montón de material interesante para ir desarrollando las competencias lingüísticas en árabe, con la llegada de la pandemia y la suspensión de las clases, aún hay muchos más materiales online.

Mucha gente se ha apresurado a poner en marcha las clases online para sus alumnados y ahora, por suerte, los demás podemos verlas también. Este es el caso de las clases que están ofreciendo para los alumno saudíes que están confinados en sus casas y que ahora reciben las clases vía directos en Youtube.

Eso nos brinda la oportunidad de conocer cómo funciona otros sistema educativo, qué contenidos de imparten en las distintas materias y cuál es su enfoque. Así puedes hacerte una idea, por ejemplo, de qué se estudia en las clases de historia y el enfoque que le dan. De modo que puedes aproximarte mucho mejor a qué conocimientos básicos se imparten y, por tanto, comparte esa comunidad.

Por supuesto, para quien sabemos árabe (o lo pretendemos) también nos da una ocasión maravillosa de trabajar nuestra competencia de comprensión oral y, por qué no, lectora porque tienes que descifrar los escritos. En este caso, incluso puedes poner a prueba esas competencias porque los profesores proponen ejercicios y los corrigen, así que puedes comprobar si lo has resuelto bien o mal.

En definitiva, es un material interesante si obviamos también la propaganda, que es inevitable en este caso. Aquí abajo te dejo las clases: son de matemáticas, lengua árabe, literatura, historia, etc.

Aayn durus (عين دروس)

Espero que este material esté disponible más allá de esta cuarentena para tener tiempo de investigarlo un poquito.

Recursos en árabe sobre el COVID-19

Es imposible sustraerse a la pandemia provocada por el COVID-19 porque, además de que nos ha dado de lleno tampoco podemos olvidar que como acabo de escuchar hace unos minutos: es la primera epidemia que nos afecta de forma global.

Son muchos los puntos de vista desde los que se está informando y divulgando sobre este virus que nos está haciendo la puñeta estos días. Por eso, me ha parecido útil recoger aquí recursos e informaciones en árabe que puedan utilizarse en diferentes ámbitos. Como veréis tienen diferentes formatos: infografías, vídeos, audios o canciones.

En este caso, se le encendió la bombilla a mi parte interesada en la mediación intercultural y pensé en esa parte de la población que, quizá, no controle el español todavía como para asumir la información que le dan. Sé que muchos de ellos tienen acceso a los medios de comunicación de sus países de origen, pero, al mismo tiempo, creo que si visitas un centro médico y ves información en tu idioma, a lo mejor, te sientes más arropado y amparado. A mí me pasaría.

Materiales sobre el COVID-19 en árabe

Mona Chalabi se ha tomado el trabajo de crear unos dibujos donde se explican todos los síntomas de infección por coronavirus.

Aviso por aquí, que no solo ha creado estas hojas en árabe o francés, ha conseguido hacerlo en 21 idiomas y lo ha colgado en google drive. Este tipo de trabajos hay que agradecerlos porque facilita la comunicación. Por cierto, esta información la obtuve vía Belén Iglesias (muchas gracias).

Esta mañana me he encontrado con este vídeo de Najib El Mokhtari sobre cómo funciona el coronavirus y los motivos por los que hay que quedarse en casa para evitar su propagación o contagio.

El vídeo está grabado en marroquí porque hoy se ha lanzado una campaña muy intensa para que la población se quede en casa: Jaliki fil-dar. Aquí dejo a Black Moussiba, Youtube marroquí, que también convence a los marroquíes para que se queden en casa:

En ambos vídeos está toda la información relativa al funcionamiento de la enfermedad, cómo actuar y, por supuesto, la consigna: ¡Quédate en tu casa! Porque, de momento, es la mejor vacuna que tenemos contra este bicho.

Las infografías de @Arabicwords_0 también son muy efectivas. Aquí nos explica en árabe fusha las tres formas que tenemos de luchar contra el COVID-19.

También he recogido un podcast en árabe sirio que habla sobre el pánico que ha generado el coronavirus y que todos hemos visto estos días.

Como no hay tema que no pueda tratarse con humor, os dejo un vídeo sobre el tratamiento del COVID-19 de Salit Akhbari. Por favor, no hagáis caso de los remedios caseros y otras historias sin fundamento científico que encontréis por estos mundos cibernéticos. Esto es lo que vienen a decirnos:

Y finalmente, la idea se la copio a Laura F. Palomo, dejad que Fairuz os convenza de quedaros en casa.

23/03/2010

Adjunto documentación elaborada por Melilla Acoge en árabe, francés, inglés y amazigh que pueden seros muy útiles para todos aquellos que trabajáis con población que habla estas lenguas.