El país de los otros de Leila Slimani

Lo que he aprendido

El país de los otros de Leila Slimani, traducido por Málika Embárek y publicado en Editorial Cabaret Voltaire. Primera parte de la trilogía donde cuenta la autora cuenta su historia familiar.

Sobre la autora, Leila Slimani

No voy a hacer aquí un resumen sobre su trayectoria, ya que considero que hay suficiente información online para quien desee satisfacer su curiosidad. Para entender mejor lo que motivó a Leila Slimani a escribir su historia familiar, propongo esta realizada por Ana Canalejo y publicada den Elle porque, desde mi punto de vista, es la más interesante en relación a la obra sobre la que hablo aquí.

Sobre la novela

En El país de los otros -primera parte de una trilogía-, Leila Slimani cuenta cómo fue la vida de sus abuelos y de su madre en Marruecos entre mediados de la década de los cuarenta y cincuenta; periodo histórico en que el colonialismo daba sus últimos coletazos y el movimiento nacionalista marroquí iniciaba luchaba para lograr la independencia.

Desde el punto de vista temporal, me ha resultado inevitable comparar El país de los otros de Slimani con Un grano de trigo del keniata Ngugi Wa Thiong’o. Ya que ambas transcurren en un periodo histórico en que el colonialismo estaba llegando a su fin y los países colonizados estaban logrando la independencia. Sin embargo, este escenario no tiene el mismo papel en cada una de estas dos novelas.

En el caso de Thiong’o, es más evidente que el autor quiso pintar un cuadro sobre la sociedad keniata: quién la componía, cómo se relacionaban, cuáles eran sus aspiraciones y anhelos, cómo era el sistema colonial que los oprimía, etc. Sin embargo, Slimani, a pesar de que usa escenario colonial donde aparecen colonos y los colonizados que luchan por liberarse, la historia insiste contar cómo era la convivencia de esa familia mixta franco-marroquí sospechosa a ojos de ambos bandos.

Por tanto, consideramos que estamos ante un discurso que propone la convivencia con el otro a partir de ser sabedores de la existencia de un espacio no compartido. De ahí que, que me parezca un discurso que difiere del imperante en el que continuamente te interpelan para que te posiciones a un lado u otro. Hoy, desde mi punto de vista, se respira «cierta» contradicción en el ambiente, ya que, por un lado, se nos anima a rechazar etiquetas -seas cuales sean-, y, por el otro, nos apresuramos a ponérnolas para adscribirnos a tal o cual grupo para que nadie se confunda a la hora de dirigirse a nosotros.

De hecho, diría que estamos muy prestos a crear burbujas de opinión donde estén únicamente presentes aquellos cuyas ideas compartimos y nos alejamos de aquellos cuyos puntos de vista nos incomodan. Rehuimos los debates. Por eso, creo que es interesante esta historia donde dos personas que, supuestamente, deberían ser enemigas, terminan formando una familia donde, de alguna forma, esas fronteras «invisibles» impuestas por las convenciones, las exigencias sociales, etc., se difuminan o se mezclan.

Dicho lo cual, retomo algunas cuestiones de esta novela que me han llamado la atención y que me han llevado a aprender un poquito más sobre Marruecos.

Marruecos como tierra prometida

De esta novela, ha llamado mi atención una idea muy repetida a lo largo de la misma y es que, durante la segunda guerra mundial y tras ella, Marruecos era una especie de tierra prometida para muchos europeos. No en vano, en varios pasajes los personajes que aparecen en la novela son personas inmigradas al país, no solo a Tánger, para construir una vida nueva, distinta de la que llevaban en Europa. De hecho, la historia se desarrolla en Meknés – en el centro del país- a donde se trasladan Mathilde y Amín a vivir tras el fin de la segunda guerra mundial.

Este cartel* habita mis paredes desde hace veinte años (Enlace a Afribuku)

Digo «No solo a Tánger» porque creo que en la mente de muchos está esa idea mítica del Tánger Internacional, que en esta novela parece extenderse a otras zonas del país. En ese sentido, a mí, me recuerda a las emigraciones de europeos o, por ejemplo, libaneses a Estados Unidos, la tierra de las oportunidades. Me apunto en la libreta que necesito indagar más sobre los flujos migratorios europeos hacia el norte de África.

De hecho, a raíz de la lectura del capítulo nueve de Historia de Marruecos de María Rosa de Madariaga, he comprendido el por qué se describe esta circunstancia. En ese capítulo de esta obra, se exponen los cambios sociodemográficos que experimentó Marruecos en la década de los treinta del siglo pasado. Así como también de explican cómo fue forjándose el movimiento nacionalista tanto dentro del Marruecos que estaba bajo dominio francés y el que estaba bajo protectorado español.

La forma en que nos relacionamos con el otro

Otro tema que, obviamente, explora la novela es la idea -más que de la del extranjero- es la del otro. Desde mi punto de vista, es un discurso distinto al que se utiliza (utilizamos) cuando hablamos del extranjero -al que en demasiadas ocasiones, percibimos como una enemigo o un antagonista-. De hecho, antes de leer la historia de los abuelos de Slimani, creía que el discurso discurriría por este sendero. Sin embargo, tras su lectura, como he comentado anteriormente, he podido ver claramente que la autora habla del otro como esa persona que observamos desde nuestro yo y que nos resulta ajeno; simplemente porque es otro.

La situación de la mujer

Por supuesto, hay un discurso muy claro sobre la mujer y su papel en la sociedad con una serie de reivindicaciones que son muy actuales. En este sentido, no se hacen distinciones entre la situación de la mujer a un lado u otro de la orilla porque se considera similar; aunque me ha sorprendido que se hable de la mujer europea como seres libres; cosa que no tengo tan clara.

Aquí, cada uno de los personajes, desde su perspectiva, mira al otro y a partir de ahí se establecen las relaciones entre ellos. Todo ello con el telón, muy de fondo -diría yo-, de la situación política marroquí por aquel entonces.


En resumen, me ha gustado este discurso que invita a construir desde la diferencia y a no recharzarla de plano. En este sentido, ahora se me ocurren nuevas lecturas para El parisino de Isabella Hammad. Al fin y al cabo, pensándolo mejor, encuentro que el personaje de Midhat, el palestino afrancesado, encarna en sí mismo este intento de conciliación entre dos mundos que a priori son distintos y que no tiene por qué vivir uno a espaldas del otro. Aunque terminen por hacerlo.


Para finalizar, como viene siendo habitual en estas páginas, te invito a compartir conmigo tu lectura de este libro porque, seguramente, haya sido distinta a la mía. Es curioso que tras acabar de leer una historia, esta se haya ido transformando en mi mente. ¿Qué pasaría ahora si la releyese? Pues que, seguramente, sería otra novela distinta.

PD: Si te apetece recibir un correo el último viernes de cada mes con un resumen lector y alguna propuesta más, puedes suscribirte al boletín de Separata Árabe.

Para bichear más:

Autor: Separata árabe

Interesada en el mundo árabe y lo que allí se cuece. La mitad de mi corazón está en Marruecos y una pequeña parte en Túnez. Me encanta la literatura árabe y me gustaría que se conociera y se leyera más. ¿Crees que lo conseguiré?

2 opiniones en “El país de los otros de Leila Slimani”

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Arabista nómada

Me llamo Thais Pintor y soy salmantina, ahora afincada en Túnez. Estudiar árabe en España fue "fácil". Ahora comienza la nueva aventura: vivir en árabe.

Read&Fly

Descubrir libros, conocer el mundo | Blogzine

Discovering MENA and other thoughts

Itxaso Domínguez de Olazábal

Jon Ícaro

Blog del escritor Jon Ícaro

ARABLIT & ARABLIT QUARTERLY

A magazine of Arabic literature in translation

Separata Árabe

Literatura árabe contemporánea

Tintorería Ilustrada

Tu mejor carta de presentación

WordPress.com en Español

Blog de Noticias de la Comunidad WordPress.com

Crea tu sitio web con WordPress.com
Comenzar
A %d blogueros les gusta esto: